Castellano | Català RSS

Una historia de Navidad para todo el año


Hace una semana asistí, como otros años, a la representación en Can Gomà que para estas fiestas preparan la comunidad escolar de Can Vila, el conjunto de profesorado y el conjunto de niños y niñas, de chicos y de chicas. "Lo ves?" Fue una representación magnífica, emotiva, un ejemplo de humanidad y de sociedad de progreso y de equidad.
 
Salí de allí con un sentimiento muy específico, que yo ya identifico como aquel sentimiento o estado de ánimo que siempre me crean mis encuentros con todo el mundo educativo y formativo del Instituto Municipal de Servicios a los Discapacitados. No hace falta que os diga que es un sentimiento positivo, que me conforta y me reafirma en la idea de que algunas de las cosas más importantes de este mundo, y que tienen un valor inalterable, se encuentran en la sencillez, en la estima, en la verdad, en la inocencia de personas que, quizás cognitiva o físicamente, no están dentro de los estándares de normalidad, pero que en la capacidad de estimación nos dan a menudo lecciones auténticas. Y con estas personas, las que los acompañan día a día en su aprendizaje a que crezcan y que progresen, estos hombres y mujeres, unos grandes profesionales, pero también personas que son un ejemplo de entrega, de vocación, de trabajo bien hecho, día a día, tan trascendental para los propios alumnos, sus familias y la sociedad en general.
 
Mollet, lo sabemos bien, ha sido un ejemplo pionero de integración y de apoyo hacia las personas con discapacidades psíquicas y sus familias. Somos un referente educativo y de servicio público. Ahora la Generalitat acaba de elegir la escuela de Can Vila como centro de referencia del Bajo Vallès, durante los dos próximos cursos, para programas específicos de apoyo a la integración de alumnos discapacitados en las escuelas "normales", para que los profesionales de Can Vila den apoyo y orientación al profesorado y acompañen al alumnado y sus familias en el proceso de escolarización. Toda este buen trabajo, reconocido en todo, ha sido posible gracias a las políticas municipales, gracias a los padres y madres de nuestros alumnos y trabajadores en Can Vila, el Taller Alborada, el Centro Ocupacional del Bosque o el CDIAP, pero sobre todo y indiscutiblment gracias a el trabajo y la dedicación de todos sus profesionales.
 
Ya hace días que quería reservar este espacio en la prensa para mantener vivo el contacto habitual con los ciudadanos de Mollet también a través de las páginas locales de información. Podía haber hablado de urbanismo, de proyectos de futuro, de la mejora del tráfico en la rotonda de la Vinyota, de modificaciones del POUM para sacar adelante el proyecto del Calderí ... Podía hablar de cosas tan importantes para la ciudad como estas, pero he elegido hablar de algo aún más necesario, más vital, como son los valores y los ejemplos que nos hacen progresar verdaderamente como sociedad y como personas: trabajo , trabajo bien hecho día a día, coraje, educación, aprendizaje, compromiso, sentimientos y emociones ... O la sonrisa de un niño con parálisis cerebral cuando hace su papel en la obra de teatro, su "gran" papel, porque hay pocas cosas en el mundo tan importantes como esta ...
 
Es mi artículo de esta Navidad para los lectores de este diario. Son los valores que duran todo el año y toda una vida, sea la de nuestros chicos en Can Vila, o la de nuestras escuelas, o el futuro que entre todos estamos construyendo para nuestro Mollet. 
  
 
Josep Monràs y Galindo
Alcal


Plaza Mayor 1 (Casa de la Vila), 08100 Mollet del Vallés (Barcelona)
Tel. 93 571 95 00 | © 2018 - Ayuntamiento de Mollet del Vallés